#UNAMSINVIOLENCIA Y EL PORRISMO DIGITAL
Carlos Augusto Jiménez Zarate


Jóvenes bachilleres protestaron por desaparición y muerte, entre el 20 y 21 de agosto, de la alumna Miranda Mendoza, estudiante de CCH de Oriente en la CDMX. Fue la primer señal de la ola de indignación que se desataría, pero las autoridades la ignoraron.
   Después, el 27 de agosto, el CCH de Azcapotzalco entra en huelga estudiantil, y exigen el cese de su directora por falta de profesores. Ambos movimientos decidieron unirse para maximizar su protesta el 3 de septiembre.
   La protesta fue atacada con violencia criminal por un grupo de “porros”, dejando un saldo de heridos y una decena de alumnos golpeados. Se sumaron en movilización y protesta por tal ataque diversas universidades de México, en las redes se generaron mensajes que a su vez crearon una red viral de protesta.
   Pero como si no hubiera sido suficiente, que una veintena de porros, fueran con total impunidad a atacar, de manera criminal a los estudiantes de bachilleres que se manifestaban contra la violencia, ahora también se suman decenas de miles de “porros-bots”, para encapsular el hashtag de #UNAMSinViolencia.
   La red Troll-bot puesta en operación para atacar #UNAMSinViolencia, tuvo como finalidad bloquear y tumbar el hashtatg, para detener la creciente indignación social, por la violencia en las universidades y en general en todo el país.
¿Quién financia estos porros? Tanto humanos como digitales, esta red de violencia afecta de manera física con sus ataques a los estudiantes, y ahora en las redes sociales.
   Las declaraciones del profesor Arturo Meza, padre del joven al que le arrancaron parte de su oreja son contundentes; en entrevista con José cárdenas dijo que eran los “últimos coletazos del monstruo”, estos grupos de violencia se quedaron sin padre, ante la inminencia de los cambios que están sucediendo en el país. La entrevista subida del periodista no tuvo un gran impacto, tiene menos de 50 reproducciones en YouTube, al parecer el bloqueo tuvo su efecto y el tema de la violencia en la UNAM se está diluyendo rápidamente.
   En la gráfica 1, se observa como la cantidad de menciones del hashtag decayeron rápidamente, no duro en el primer sitio del trending topic ni diez minutos.

Margarito Cuéllar

m.cuellar@radiital.com

Susana Robles

sussyr@radiital.com

Raúl de Jesús Solano

Rauldj@radiital.com

Martin Ábrego Parra

martinp@radiital.com