UN POETA REGIOMONTANO DE 1879 EN SALTILLO

Erasmo Enrique Torres Lopez


En una publicación de Saltillo de 1879, hemos encontrado un poema de Ricardo M. Cellard, a quien D. Israel Cavazos en sus dos Diccionarios consigna como nacido en Ecuador. Sin embargo, podemos asegurar que nació en Monterrey pues tenemos varias referencias en tal sentido y un documento probatorio incuestionable: su partida bautismal.
   La publicación saltillense llevó por nombre El Pasatiempo, Periódico de Literatura, Variedades y Anuncios. Mantuvo una periodicidad mensual que inició en febrero de 1879. Fueron sus redactores J. J. S. Sánchez, Bernardo Laredo, Lic. José María Santoscoy, Lic. Luis M. Múzquiz, Dr. Dionisio García Fuentes y otros más. Entre sus colaboradores estaban Guillermo Prieto, Ricardo M. Cellard, Enrique Gorostieta, Enrique Viesca y varios más.
   En el número 2 de El Pasatiempo, del 20 de marzo de 1879, aparece publicado el soneto “De lo vago”, el cual transcribimos a continuación:

“Nota flotante, vaga melodía,
Rumor de besos que se dan las flores,
De un sol que muere pálidos fulgores,
Aurora divinal de un nuevo día.
Doliente son que forma una armonía
Con yo no sé qué célicos rumores,
Ángel – mujer, amor de mis amores,
Que busca en su delirio el alma mía.
Placer que sueña el corazón que adora,
Goce anhelado de ventura y calma,
Mentida luz de una mentida aurora.
¿Por qué agitado por la negra incálma
Te busco sin cesar hora tras hora,
Cuando te llevo aquí dentro de mi alma?”

El texto transcrito se basa fielmente en la publicación saltillense ya mencionada. En 1882 Ricardo Manuel Cellard reunió y publicó sus composiciones en un libro bajo el nombre de Versos y en él incluyó este poema que tres años antes había dado a conocer en Saltillo.
   Dos pequeñas variaciones vemos entre la versión del periódico de 1879 y la del libro de 1882. En el tercer párrafo (primer terceto) ponemos en cursivas la palabra anhelado, que en el libro Versos cambia a anhelante. En la versión del periódico, el cuarto y último párrafo (segundo terceto) en la primera línea la palabra incálma va acentuada; en tanto que en el libro aparece sin acento.
   Para concluir, queremos resaltar los tres elementos siguientes: 1. El origen regiomontano del poeta Cellard, descartándose que naciera en Ecuador. 2. hacemos referencia a un periódico de Saltillo poco conocido. 3. Registramos un poema cuando su autor lo da a conocer.
   Como mero dato curioso queremos mencionar que en Monterrey hubo una publicación, El Pasatiempo en 1906, redactada por Eusebio de la Cueva y Alfonso Junco.
No podemos dejar de señalar que la publicación saltillense de 1879, la hemos consultado en el riquísimo repositorio biblio-hemerográfico Centro Cultural Vito Alessio Robles, bajo la dirección del historiador Javier Villarreal Lozano.

Margarito Cuéllar

m.cuellar@radiital.com

Susana Robles

sussyr@radiital.com

Raúl de Jesús Solano

Rauldj@radiital.com

Martin Ábrego Parra

martinp@radiital.com